21 de enero de 2013

Inyección de moral

Di María celebra el segundo gol -el primero de su cuenta- del Real Madrid en Mestalla.

Las goleadas en Mestalla se han convertido en seña de identidad del madridismo durante los últimos años. Y el proceso se repite con los mismos argumentos previos: arbitraje, apología del antimadridismo en la prensa local y David Albelda. El centrocampista del Valencia dejó un enigmático mensaje en Twitter tras la derrota copera en el Bernabéu: "El mejor del Madrid ha sido di María durante toda la semana". Ironías del destino, el extremo argentino cerró la semana con un partido sublime en terreno hostil. El conjunto de Mourinho pasó literalmente por encima de un Valencia errático, sin soluciones en la línea de creación, con Gago y la línea defensiva sobrepasada en todo momento. La manita al descanso reividinca un poso de confianza en el grupo. Aun así las conclusiones de añoranza y regreso son demagógicas. Los mensajes, en mayo. Por todos. Incluido Di María.



Los elogios al argentino y a Cristiano son lógicos. En especial es destacable la jugada del segundo tanto, con el astro portugués realizando dos amagos a Ricargo Costa para que Di María marque a placer. Hace meses, probablemente, Cristiano habría terminado la jugada con un disparo de primeras con la zurda. La inteligencia futbolística de este jugador mejora cada temporada. Y si hablamos de Sami Khedira, el debate es interesante. "No sabe dar un pase a más de un metro; recibe y siempre toca para atrás", decían el año pasado. Al mediocentro alemán sólo le falta ver con facilidad puerta para convertir la crítica y el escarnio en regocijo personal.

Di María fue el protagonista del partido. Aun así, la figura de Özil es digna de estudio tras su extraordinario encuentro. Aunque parezca mentira Mesut participa en los cinco goles del equipo, de manera directa o secundaria. Una actuación que recuerda a otra primera parte de impresión en Mestalla. En esa ocasión el recital fue obra de Guti, en un 1-5 (2007/2008). Y las flores deben recaer también en la pareja de centrales. Albiol y Varane jugaron un partido excelso, sin condecer un milímetro a sus espaldas y en los balones áereos

La reflexión sobre el encuentro es ilusionante desde el punto de vista moral. Las portadas de los periódicos, dos tropiezos del Barcelona y el problema de Víctor Valdés sirven para motivar a una plantilla necesitada de estímulos. La Liga es una utopía a día de hoy. Pero si el Málaga consigue la machada de eliminar al Barcelona en Copa, el giro de los acontecimientos puede resultar muy interesante para el conjunto blanco.

Valencia 0-5 Real Madrid (Cristiano Ronaldo x2, Di María x2 e Higuaín)

Casillas (7); Arbeloa (6), Varane (9), Albiol (9), Coentrao (6); Xabi Alonso (6), Khedira (7); Di María (9,5), Özil (9), Cristiano Ronaldo (9), Higuaín (7) | Essien (6), Modric (6), Callejón (-).

Mejor jugador del partido: Di María.

3 comentarios:

  1. Buena entrada y lo que no me gustó es que se recapacitó cuando el Barça estaba a más de 10 puntos. Si llegamos a jugar así desde el inicio de temporada... Saludos desde http://podermadridista.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Le echaré un vistazo a tu blog.

      Saludos

      Eliminar
  2. Si al octogenario Casillas le quedase un pelo de dignidad, y de inteligencia, en el cuerpo se retiraría al finalizar esta temporada aunque solamente fuese por no enmerdar la vida diaria del equipo y dejar las manos libres al Madrid para que planifique sin cortapisas.

    Pero teniendo en cuenta que estos nenes endiosados tienen la materia gris justa para que cuanto saber poner su nombre en un cheque todo depende de lo que le aconsejen en el entorno si fuese verdaderamente profesional y en este caso el entorno es una calorra vergonzante no mucho mas alfabetizada que él con lo cual vamos apañados.

    ResponderEliminar

Me gustaría conocer vuestra opinión respecto al tema propuesto. Por favor, escribe correctamente, no estamos en un chat. Los mensajes que contengan spam serán suprimidos.