9 de febrero de 2014

Una milagrosa canasta de Llull da la Copa al Madrid

Sergio Llull anota prácticamente sobre la bocina para dar al Madrid su 24ª Copa del Rey.

Un clásico siempre es un clásico. El tópico encierra la dureza de una rivalidad histórica, resuelta a falta de 0.1 décimas gracias a un tiro de Llull cuando todo estaba perdido. Partido igualado, rocoso, con la defensa de máximo exponente en los dos lados de la cancha. Mientras que el Madrid anotaba fácil desde el perímetro, el Barça contrarrestaba con el poderío de su juego interior. El desacierto blaugrana en los tiros libres, decisivo en el desenlace del encuentro. El impresionante final de partido de Brad Oleson, autor de seis puntos en el minuto decisivo, cambió la dinámica de un choque que el Madrid tenía en sus manos a falta de dos minutos (64-71) con un triple de Mirotic que parecía decisivo. Uno 2+1 de Oleson, tras una pérdida de Sergio Rodríguez, ponían a los de Pascual uno arriba a falta de ocho segundos. El resto de la historia ya la saben: canasta de Llull para dar un nuevo título de Copa al conjunto de Laso. Un técnico que suma ya 1 Liga, 2 Copas del Rey y 2 Supercopas de España. El Madrid, rey de Copas.

Pick & roll blaugrana

Los primeros compases del partido estuvieron marcados por la igualdad en el marcador. Muchos errores en el tiro y pérdidas de balón por parte del Madrid, en un guion que le convenía más al conjunto dirigido por Xavi Pascual. La gran ejecución del pick&roll por parte de Marcelinho Huertas y Navarro permitió a Tomic anotar con facilidad en la pintura, en un duelo muy desigual con Bourousis. El Madrid respondió desde el perímetro gracias a Rudy y Mirotic, autores de los primeros triples del encuentro. Sin embargo, el Barça se fue por delante del marcador al término del primer cuarto. 14 de sus 17 puntos fueron obra de jugadores interiores (17-16, minuto 10).

Ninguno de los dos equipos consiguió escaparse en el marcador. La máxima del conjunto blanco fueron sólo tres puntos (28-31, minuto 17). El partido empezaba a calentarse debido a las numerosas faltas personales señaladas por el trío arbitral. Los fallos del equipo de Pascual en la línea de personal, impropios de un equipo aspirante al título. El acierto de un secundario como Abrines, con dos triples al final del cuarto, daban la máxima ventaja a los culés al descanso (42-38, minuto 20).

Factor Draper

Es el mayor tópico que rodea a este equipo, pero no por ello está exento de verdad: la salida de Draper a la cancha mejora al Madrid. Casi siempre. El Madrid frenó la ejecución del bloqueo y continuación con Tomic. El parcial con Draper en pista estaba abierto (47-51, minuto 23) gracias a ocho puntos consecutivos de un imparable Rudy. Slaughter y Tomic tuvieron el primer encontronazo del partido, saldado con sendas técnicas para ambos jugadores. La repuesta blaugrana llegó de la mano de Huertas, que tomó el mandó en la anotación para establecer la igualdad al final del tercer cuarto (59-60, minuto 30)

Llull y Mirotic, héroes blancos

Cada canasta valía su peso en oro. Sin embargo, la clave del encuentro fue la fiabilidad del Madrid en el lanzamiento desde la línea personal (22/25), en detrimento de los errores del Barça (15/27). Ver a Navarro fallar dos tiros libres era la prueba fehaciente de la victoria blanca, que ya rozaba la Copa con las manos en un parcial de 2-11 (64-71, minuto 38). Un triple de Mirotic desde la esquina finiquitaba medio encuentro. La épica de Oleson, con un espectacular 2+1 ante Bourousis, obró la proeza de remontar un partido prácticamente perdido. Pero apareció Llull, discreto en el partido, para anotar una canasta que vale un título. Este grupo de jugadores no tiene techo. Hicieron justicia a su gran inicio de temporada.

Notas del partido: Llull (7), Rudy (8), Darden (5), Mirotic (9), Bourousis (5); Felipe Reyes (7), Sergio Rodríguez (6), Carroll (5), Draper (7) y Slaughter (6).

MVP: Mirotic (17 puntos, 11 rebotes, 1 asistencia, 1 robo y 3 tapones: 31 de valoración).

Ficha técnica: 

76 - F.C. Barcelona (17+25+17+17): Huertas (15), Navarro (5), Papanikolaou (2), Lorbek (8) y Tomic (14)- cinco inicial-  Nachbar (7), Dorsey (7), Oleson (11), Pullen (0), Sada (0), Abrines (7) y Todorovic (0)

77 - Real Madrid (16+22+22+17): Llull (9), Rudy (19), Darden (2), Mirotic (17) y Bourousis (2) -cinco inicial- Carroll (2), Rodríguez (8), Reyes (9), Slaughter (4), Draper (5), Mejri (0) y Díez.

Árbitros: Hierrezuelo, García González y Conde. Felipe Reyes, eliminado con cinco faltas personales.

Incidencias: Partido correspondiente a la final de la Copa del Rey 2014 disputada en el Palacio de Deportes José María Martín Carpena de Málaga ante 11.000 espectadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gustaría conocer vuestra opinión respecto al tema propuesto. Por favor, escribe correctamente, no estamos en un chat. Los mensajes que contengan spam serán suprimidos.